Lobo blanco comportamiento y fotos

El lobo blanco es sin duda, una de las subespecies más fascinantes de lobo y no me refiero tan sólo el espectacular color blanco nuclear, que muestra orgulloso al mundo con un frondoso pelaje, que le protege de las bajas temperaturas en las que vive, en regiones del mundo realmente inhóspitas. Exactamente por esto, es por lo que nos parece más fascinante, por la gran capacidad de adaptación que tiene a estos espacios vitales tan complicados y poco aptos para la vida.

Hábitat del lobo blanco

La mayor parte de los ejemplares del lobo blanco del mundo los podemos encontrar en el Ártico, de hecho su nombre en latín corresponde a Canis Lupus Arctos, pero también se suelen ver en Canadá o en Groenlandia. Como sucede con todas las demás subespecies de lobo, sus territorios eran mucho mayores, pero se han ido reduciendo por diversos factores, entre los que más destacan, por supuesto, la acción del hombre, tal y como ya hemos tratado en profundidad en otros apartados de esta web.

Lobo blanco en su hábitat
Las características físicas del lobo blanco

Esta subespecie de lobo es de las más pequeñas o menudas que existen. Tienen un peso que suele rondar los 40 kilos, lo cual los hace los más livianos de todos sus hermanos lobos y su longitud y altura, van en consonancia, no alcanzando gran tamaño.
Pese a esto, no deja de ser un animal letal en la caza y como siempre uno de los mayores depredadores de las regiones medioambientales en las que habita. De hecho, a continuación os explico brevemente su forma de alimentarse y las presas preferidas de este lobo blanco. Para completar esta explicación, también os compartimos al final de esta página un vídeo en el que se les ve cazando y alimentándose de presas. Es bastante espectacular, os recomiendo que no os lo perdáis.

Alimentación del lobo blanco

El lobo blanco o lobo polar, no posee demasiadas variedades de animales con los que alimentarse, debido a lo inhóspito de su hábitat natural. Esto es más plausible todavía, si lo comparamos con la amplia alimentación que llevan a cabo los demás tipos de lobos. Por lo tanto, su caza se resume en algunas focas, algunos bueyes almizcleros, pequeños lemmings, alces y algunas otras especies de animales, de manera más habitual o poco común. Por norma general, la esperanza de vida del lobo blanco es similar a la de sus congéneres y no suelen superar los 10 años de vida en estado salvaje, aunque en cautividad, como pueden ser los zoológicos, su esperanza de vida aumenta tranquilamente otros cinco años de media.

Sus depredadores naturales en estas frías regiones, son otros lobos como siempre y algunos osos, que aunque no compiten normalmente por la alimentación si lo hacen por el territorio.

la nieve y el lobo blanco

La forma de vida y socialización del lobo blanco

Como estamos comentando, la vida del lobo blanco es dura y muy corta, si no están siempre alerta. El estar siempre alerta, puede ser sinónimo también de inteligencia, una inteligencia que les hace adaptarse maravillosamente a este medio en el que viven, de forma que si no les es fácil hacer madrigueras debido a la dureza del hielo o la nieve sobre la que caminan, aprovecharán cuevas naturales formadas entre las rocas o incluso entre pilas de piedras. En algunos casos extremos en los que no encuentran cobijo por diversos motivos, podrán utilizar las depresiones del terreno en forma de pequeños valles, para estar más protegidos de las inclemencias meteorológicas o para estar menos visibles a sus posibles depredadores, pero permaneciendo a la intemperie. Este es uno de los mejores ejemplos de que el lobo blanco es un auténtico superviviente, capaz de sobreponerse a las más duras situaciones.

La manada del lobo blanco

El Lobo Blanco no presenta importantes diferencias en la forma de tratar a sus iguales dentro de la manada, a la del resto de subespecies de lobo. Pero lo que sí es cierto, es que en este caso no sólo el lobo alfa con su loba suelen tener la exclusividad de la reproducción, como sí sucede en otras subespecies. En algunos casos, otros ejemplares de la manada también se reproducen y aportan lobeznos a la manada, los cuales en unos tres años aproximadamente, podrán incorporarse a las labores reproductivas junto con el resto de lobos blancos. De todas formas, es importante matizar, que estas situaciones sociales, son las menos y lo más habitual es que sigan el comportamiento habitual de la especie.

El lobo en España

Tamaño del perro lobo Checoslovaco

Lobo aullando

Descargar fotos de lobos

El lobo negro y su comportamiento

La alimentación del lobo gris