Lobo marsupial – La leyenda y la realidad de este animal salvaje

Desgraciadamente el extinguido lobo marsupial o lobo tilacino (Thylacinus cynocephalus), también conocido como lobo de Tasmania, tigre de Tasmania y tilacín, fue un marsupial carnívoro originado en el Holoceno. Era un lobo oriundo de Australia y Nueva Guinea y se cree que se extinguió en torno al siglo XX.

Causas de la extinción del lobo marsupial

Se trataba del último miembro de su género (Thylacinus), cuyos otros miembros vivieron en tiempos prehistóricos a partir de principios del Mioceno. Las causas de su extinción son varias, entre ellas destaca la caza masiva del lobo marsupial aun cuando era une especie en peligro de extinción, incentivada por recompensas, pero también destacamos entre las causas de su extinción la aparición de varias enfermedades que afectaron al lobo marsupial, otra también sería la mezcla con los perros, y la ocupación de su hábitat por los humanos, lo que conlleva competir por la caza, además de que los humanos mataban al lobo marsupial por culparlo de las muertes de su ganado.

Aun cuando se lo considera oficialmente extinto, todavía hay quienes dicen haberlo visto, considerándolo aún una especie todavía en peligro de extinción, pero de este hecho no hay registros oficiales. Desde su extinción oficial, se ha dado la alarma de cerca de 4.000 avistamientos pero no probados siendo todos sin confirmar. Esto, a pesar de las versiones de investigadores que afirman haber descubierto restos de excremento, huellas e incluso han oído sonidos que podrían pertenecer a algún sobreviviente que viva lejos de las comunidades humanas. Por lo que cabría la posibilidad de que el lobo marsupial o tigre de Tasmania no estuviera totalmente extinguido y se encontrara viviendo en zonas como Nueva Guinea, Indonesia y Australia que aunque no se hayan registrado oficialmente, si son muestras de que podría haber esperanza y el lobo marsupial fuera todavía un animal en peligro de extinción y no un animal totalmente extinto.

Lobo marsupial

Lobo marsupial características

El lobo marsupial tenía unas características físicas similares a las de un perro de gran tamaño. Poseía un pelo corto y se caracterizaba por tener una larga cola rígida de entre cincuenta y sesenta y cinco centímetros que se extendía gradualmente del cuerpo, de manera similar a la de los canguros. Muchos registros comparan al lobo marsupial con las actuales hienas, en parte por la similitud de la pose de ambos y su comportamiento en líneas generales. Su pelo era espeso y suave y era de color pardo amarillento y a lo largo del tenía entre trece y veintiuna rayas negras distintivas en la espalda, el torso y la base de la cola, que le ganaron el apodo de “tigre”. Las rayas están más marcadas en ejemplares jóvenes, y se decoloraban a medida que el animal envejecía. El lobo marsupial tenía unas orejas redondeadas y erectas que podían llegar a medir aproximadamente ocho centímetros y estaban cubiertas de pelo corto. En cuanto a su medida, un ejemplar de lobo marsupial adulto podía llegar a medir entre cien y ciento ochenta centímetros de longitud, pesaría entre veinte y treinta kilogramos, con una alzada de sesenta centímetros. Las hembras eran ligeramente más pequeñas que los ejemplares adultos y menos pesadas. De los registros existentes hay constancia de que el ejemplar de lobo marsupial más grande registrado llegó a medir dos cientos noventa centímetros de longitud.

Lobo marsupial alimentación

El lobo marsupial es un animal nocturno, dedicándose a la caza por la noche, y durante el día permanecía en cuevas pequeñas o troncos de árboles vacíos ya que por su tamaño se adaptaban perfectamente. Animal de costumbres, se retiraba a los cerros y a los bosques para refugiarse durante el día y cazaba en los brezales durante la noche, muy miedoso y desconfiado con el humano. El lobo marsupial era un animal de dieta exclusivamente carnívora, entre sus presas preferidas abundaban los canguros, ualabíes, vombátidos, pájaros y pequeños marsupiales como canguros rata y falangeriformes. Su dieta preferida podría haber sido el emú de Tasmania, antaño abundante en su zona.

Aún valorando como dudosa su extinción tenemos hoy en día a su descendiente más próximo, que es el diablo de Tasmania, el cual en la actualidad solo se encuentra en estado natural en la isla de Tasmania, al sur de Australia. Actualmente es el marsupial carnívoro de mayor tamaño existente en la actualidad, tras la extinción del lobo marsupial. De tamaño similar al de un perro pequeño, con un cuerpo compacto y fibroso y con cuerpo completamente cubierto de un denso pelo negro.

Le caracteriza entre otras cosas por poseer un olor muy desagradable, un grito muy fuerte e inquietante, así como por su ferocidad cuando se alimenta. Entre su dieta se caracteriza por cazar sus propias presas pero también puede alimentarse de carroña, así como de productos domésticos si hay humanos viviendo cerca, lo que hace que muchos se lance a su caza. En cuanto a su carácter destaca por ser un animal solitario como el lobo ibérico, pero a veces se alimentan en manadas. Se trata de un animal que puede llegar a moverse a gran velocidad y es capaz de trepar por árboles y nadar por los ríos.

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar