Lobo siberiano, costumbres y hábitat

El lobo siberiano o también denominado como lobo de tundra (Canis lupus albus) es una subespecie de lobo gris que habita en la tundra y en zonas boscosas desde toda la zona norte de Rusia comprendida entre Europa y Asia, principalmente en la región de Siberia, hasta el norte de Escandinavia.

Lobo siberiano características

Se trata de la subespecie de lobo más grande que se haya registrado, los machos adultos de lobos siberiano pueden llegar a alcanzar una longitud de entre ciento dieciocho y ciento treinta y siete centímetros y pueden obtener un peso de entre 40 y 50 kilogramos, mientras que las hembras de lobas siberianas tendrían entre ciento doce y ciento treinta y seis centímetros de longitud y un peso de entre treinta y siete y cuarenta y un kilos. Por las condiciones de su hábitat, los lobos siberianos tiene un pelaje es muy largo, denso, suave y esponjoso. Su piel es por lo general blanquecina con abundantes manchas de color gris especialmente en su parte superior. La merma de esta especie se debe a que su pelaje cuyas pieles fueron objeto de comercio en el pasado, de ahí que se vendieran a menudo grandes colonias de lobos siberiano, constituyendo una gran merma en el número de lobos siberiano.

Lobo siberiano cachorro

El lobo siberiano fabrica su madriguera en los valles fluviales y en zonas de matorrales en las mesetas secas. Tienen la necesidad de vivir en manadas de entre 5 y 9 miembros. Se alimenta principalmente de renos salvajes o domésticos, de liebres y hasta de zorros árticos. El lobo siberiano se caracteriza por ser un animal salvaje que se muestra feliz viviendo en jauría, siempre prevalece un macho alfa; aun cuando solo se trate de dos ejemplares, uno de los dos demostrará ser el dominante. Son animales carnívoros que comen todo tipo de carnes aunque su gran adaptación al entorno les ha hecho capaces de alimentarse a base también de vegetales, pescados, frutas y verduras. Rara vez permanecen estables en un territorio, viajando desde 200 hasta 300 kilómetros al año acompañando a las migraciones de los renos. Para algunos pueblos locales que se dedican a la cría del reno como método de subsistencia, los lobos siberianos representan una seria amenaza, organizándose a menudo batidas para mermar su población.
Como decíamos, el lobo siberiano es un lobo originario de la región rusa de Siberia, hoy en día ha desencadenado en lo que conocemos como husky siberiano. Concretamente el husky siberiano que hoy en día conocemos es el descendiente del lobo siberiano.

El lobo siberiano en su hábitat
El lobo siberiano debido a sus orígenes siberianos está acostumbrado a vivir en la nieve, tiene el pelaje mucho más denso y grueso que cualquier otra raza de lobos, se trata de un lobo muy parecido al lobo blanco. El lobo siberiano tiene una característica muy impresionante que hoy en día también conserva el husky siberiano, que ambos son capaces de modificar drásticamente su pelaje según el lugar donde viva, pudiendo encontrar según el lugar en el que se encuentre ejemplares de lobo siberiano con pelo corto o con pelo largo. El lobo siberiano o el perro siberian husky puede tener estos colores: blanco, agoutí y blanco, negro y blanco, sable y blanco, rojo y blanco, gris y plata, siendo estos dos últimos más frecuentes en las hembras. El lobo siberiano tiene una longitud en sus machos de entre cincuenta y cinco centímetros y sesenta centímetros como mucho, con un peso de hasta veintiocho kilos, mientras que las hembras de lobo siberiano son algo más pequeñas, midiendo de longitud entre cincuenta y medio y cincuenta y seis centímetros, pudiendo alcanzar un peso de hasta veintitrés kilogramos por ejemplar.

Lobo siberiano blanco

El tiempo de vida del lobo siberiano suele rondar entre los doce y catorce años. Al nacer en un lugar donde abundaban las inclemencias meteorológicas, se convirtió en una especie muy fuerte y resistente, sobre todo al frío, siendo un lobo capaz de recorrer grandes distancias kilométricas.
Como decíamos el descendiente del lobo siberiano es el perro husky siberiano, este perro hoy en día conserva muchos comportamientos propios del lobo siberiano, sobre todo su aullido, el perro husky siberiano no ladra, si no que aúlla de la misma manera que lo hace el lobo siberiano. Del mismo modo que su antepasado, el perro husky conserva los mismos colores, pelaje que su antepasado lobo siberiano, además igual que su ancestro, el perro husky se muestra feliz estando en manada, y muestra la necesidad de que entre varios ejemplares prevalezca un macho alfa, incluso aunque solo haya dos ejemplares. En el caso de que también haya humanos, el perro husky también buscará ser el macho alfa por lo que hay que presentarse ante él como macho alfa, para evitar que el perro se crea el jefe de la manada. Con un adecuado entrenamiento el perro husky siberiano puede vivir tranquilamente como animal de compañía sin suponer una amenaza aunque mantenga genes de lobo siberiano.

Más sobre otros tipos de lobos

El lobo blanco

Perro lobo ibérico

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar